Cuatro motivos para hacerte fan de la dieta mediterránea

Beneficios del picante
Picante: cinco beneficios para la salud
28/07/2016
Vino y música
Citas ineludibles con el vino y la música este verano
10/08/2016
Mostrar todo

Cuatro motivos para hacerte fan de la dieta mediterránea

Dieta mediterránea

Mucho se ha hablado sobre los beneficios de la dieta mediterránea, pero, ¿cuáles son realmente? Hoy te contamos sólo algunas de las muchas ventajas que tiene una de las dietas más recomendadas a nivel mundial.

Fortalece nuestra salud cardiovascular. Si recientemente te han roto el corazón, ¡debes cuidarlo más que nunca! Así que te recomendamos que te alimentes de manera equilibrada. Y no lo decimos nosotros, sino la Fundación Española del Corazón, que indica que la calidad de la dieta influye directamente en la salud de nuestro corazón. Recuerda que la dieta mediterránea puede llegar a reducir hasta un 30% el riesgo de enfermedad cardiovascular y disminuir hasta un 70% las probabilidades de volver a padecer una patología cardiovascular.

-Nos ayuda a prevenir el cáncer. Un reciente estudio de la Universidad Estatal de Ohio (EE UU) ha determinado que un compuesto de los alimentos vegetales, la apigenina, puede impedir que las células tumorales, se comporten como “inmortales”. Y, de esta manera, evitar el desarrollo de tumores. También en España se ha demostrado en diferentes investigaciones, como la del estudio Predimed, o la de la Universidad de Navarra que la dieta mediterránea reduce en un alto porcentaje el riesgo de cáncer de mama.

Nos protege contra la oxidación. Es un hecho, las propiedades antioxidantes de la dieta mediterránea tienen grandes beneficios sobre nuestra salud, como limitar el deterioro cognitivo (así lo demuestra un estudio del Hospital Clínic de Barcelona). Los componentes de esta dieta son ideales para luchar contra el envejecimiento de nuestro organismo y sentirnos mejor por dentro y por fuera.

-Nos ayuda a lucir tipazo. Sí, porque es rica en frutas, verduras, pescados blancos, mariscos y carnes blancas. Además, el vino, uno de los protagonistas de esta dieta, es un gran aliado para perder peso: aunque el alcohol contiene bastantes calorías, sus efectos sobre el metabolismo provocan que beber vino reduzca la obesidad y el sobrepeso al envejecer. Su consumo activa al gen SIRT1, que impide la formación de nuevas células de grasa y ayuda a movilizar las ya existentes. Aunque recuerda… ¡siempre con moderación! Una o dos copitas al día serán más que suficiente. En este sentido, te recomendamos las deliciosas propuestas que puedes consultar en nuestra carta interactiva.

Por último, queremos que recuerdes eso que te decía tu madre de pequeño: “hay que comer de todo”. ¡Tenía toda la razón! En un estudio realizado en Grecia en 2003 titulado Adherence to a Mediterranean diet and survival in a Greek population y publicado en New England Journal of Medicine, se indica que los componentes individuales o grupos de alimentos de la dieta mediterránea no aportan ninguna protección significativa. Es decir, el secreto es combinarlos, manteniendo así una alimentación variada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies